04 mayo 2015

Barco ebrio


¡En fin, mucho he llorado! El alba es lastimosa.
Cualquier luna es atroz y todo sol amargo:
áspero, el amor me hinchó de calmas ebrias.
¡Que mi quilla reviente! ¡Que me pierda en la mar!

Arthur Rimbaud, Le bateau ivre, 1871

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada